Cataratas del Niágara congeladas

Parte del gran caudal de agua que suelen llevar el grupo de cascadas de América del Norte se convirtió en hielo por el vórtice polar.

     El frente de frío polar que ha afectado a Estados Unidos esta semana ha causado una imagen que pocas veces se ha visto: las cataratas del Niágara congeladas. Con temperaturas inferiores a los 20 grados, el caudal del río ha quedado parcialmente helado.

     Algunas partes de las cataratas del Niágara se han convertido en auténticos puentes de hielo, incluida la cornisa del precipicio de 53 metros de altura. Hacia 72 años que los termómetros no caían tanto en esta zona entre Canadá y Estados Unidos, pero el frente polar ha arrasado allá por donde ha pasado.

Cataratas del Niágara congeladas

Cataratas del Niágara congeladas

     Aunque el vórtice polar, que ha llegado a causar temperaturas inferiores a los 40 grados en EE.UU., va remitiendo, lo cierto es que el medio oeste del país todavía sufre estragos. De momento el balance que hacen las autoridades es de 21 muertos y pérdidas de 5.000 millones de dólares.

Cataratas del Niágara congeladas

     Por vórtice polar entienden los meteorólogos una circulación de vientos en torno a la región ártica que normalmente mantiene el frío contenido en esa zona, pero que en esta ocasión, debido a un debilitamiento, ha dejado bajar grandes masas de aire frío desde Canadá hasta abarcar la mayor parte de EE.UU.

Cataratas del Niágara congeladas

     Este temporal que generaba las temperaturas más bajas en dos décadas, ha provocado la muerte de al menos 21 muertes, obligando al cierre de comercios y escuelas y la cancelación de cientos de vuelos.

    El aeropuerto de Toronto empezó a recobrar la normalidad tras quedar el martes prácticamente paralizado por la ola de frío polar que padece Norteamérica, aunque todavía hoy un 30 por ciento de los vuelos sufrieron retrasos o cancelaciones.

Cataratas del Niágara congeladas

     El martes, cuando las temperaturas en Toronto se situaron en torno a los 40 grados centígrados bajo cero con el efecto del viento, el aeropuerto se vio obligado a suspender sus operaciones de pista y cancelar alrededor de 600 vuelos, lo que dejó a miles de pasajeros atrapados.

     Con el paulatino ascenso hoy de las temperaturas, con mínimas de menos 20 grados, el personal de pista del aeropuerto internacional Pearson de Toronto está operando con normalidad pero la acumulación de vuelos cancelados ayer sigue provocando retrasos y cancelaciones.

 Fuente: La vanguardia

Anuncios

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s